📄 Solicita tu Diagnóstico Online Gratuito de manera muy sencilla>
¿Cómo enfrentar un traumatismo dental?
Qué opinas?

Los accidentes ocurren si avisar, y la única manera de enfrentarlos es estar preparados. Por ello, lo mejor es informarse sobre cómo actuar cuando hay algún traumatismo en el cuerpo, y en especial si es dental.

El traumatismo dental es uno de los problemas más graves y uno de los principales motivos de asistencia en las clínicas odontológicas.

El COEM ha informado de un total de 6,5 millones de españoles que han sufrido en algún momento de su vida un traumatismo dental. Pero lo peor es que en la mayoría de los casos no han sabido cómo actuar.

Según la prevalencia estimada en Europa, que se sitúa en 14% de la población, los colectivos más afectados son los deportistas y los niños, en los que llega a 50%, seguido muy de cerca de estudiantes.

Los tipos de traumatismos son:

-Lesiones de tejidos duros y la pulpa, sin afectación del periodonto (fractura de esmalte, de la corona del diente).

-Lesiones con afectación del periodonto (fractura corono-radicular, concusión, subluxación, luxación, avulsión y fracturas radiculares).

El pronóstico de un traumatismo dental depende en gran medida de las acciones tomadas en el lugar del accidente e inmediatamente después de la avulsión.

La reimplantación es en la mayoría de las situaciones el tratamiento de elección, pero no siempre se puede llevar a cabo de inmediato.

Los factores a tener en cuenta en la Reimplantación son:

-El tiempo: período fuera de la boca

-El medio de conservación: estado del ligamento periodontal.

-El grado de desarrollo radicular: dientes permanentes inmaduros con raíz corta y ápice abierto; esto se encuentra en niños-as o en dientes con ápice cerrado en adultos.

La recomendación general es la siguiente: Mantener la calma y reimplantar el diente; buscarlo y cogerlo por la corona (la parte blanca) y evitar tocar la raíz. Si está sucio lavarlo brevemente (4-5 segundos) con suero fisiológico o agua, pero nunca jabón ni frotarlo. Y colocar el diente en su sitio.

Entonces, la persona afectada debe morder un pañuelo o gasa para mantener el diente en la posición original.Si no se pudiera recolocar, introducir el diente en un recipiente limpio en alguna de las soluciones antes recomendadas y acudir en menos de una hora a un centro odontológico de confianza.