📄 Solicita tu Diagnóstico Online Gratuito de manera muy sencilla>
Tratamiento de ortodoncia y embarazo: ¿son compatibles?
Qué opinas?

La ortodoncia en adultos es cada vez más frecuente y esto hace que pueda coincidir la voluntad de ser madre con el deseo de mejorar la sonrisa y la salud bucodental. Cabe decir que, por lo general, ortodoncia y embarazo son compatibles y no existen factores que contraindiquen dicho tratamiento en esta etapa.

Sí es cierto que durante la gestación la mujer experimenta una serie de cambios fisiológicos que la hacen más vulnerables a sufrir ciertas infecciones bucales como caries y gingivitis.

Ortodoncia y embarazo pueden ser compatibles. Solo se deberán extremar los cuidados bucodentales para prevenir afecciones como las caries y la gingivitis y evitar ciertas pruebas diagnósticas.

No obstante, con las medidas preventivas necesarias, un seguimiento riguroso por parte del ortodoncista y una meticulosa higiene bucal, la ortodoncia en embarazadas es posible y segura.

 

Ortodoncia durante el embarazo

En la ortodoncia durante el embarazo es fundamental tener en cuenta una serie de consideraciones para que el tratamiento ortodóncico se desarrolle con éxito y sin riesgos para la madre ni el feto. Esto no solo aplica a las mujeres que ya están embarazadas, sino también cuando exista dicha posibilidad o se esté tratando de concebir.

Esto se debe principalmente a los siguientes factores:

  • Salud bucal y embarazo: Las náuseas y vómitos son muy comunes durante el embarazo. Estos factores, junto a los cambios en la composición de la saliva durante la etapa final de la gestación y la lactancia, pueden predisponer a la erosión y la caries dental.

    La xerostomía fisiológica o sequedad bucal es otro efecto no deseado frecuente durante el embarazo, siendo su principal causa los cambios hormonales que tienen lugar en esta etapa.

    No obstante, la condición clínica más frecuente es la gingivitis del embarazo, pues aparece en el 60-75% de las mujeres. Esta se caracteriza por una encía enrojecida, inflamada y sangrante. Las causas de la gingivitis en el embarazo responden principalmente a un acúmulo de placa bacteriana junto a los cambios vasculares y hormonales propios de la gestación.

    Si no se trata la gingivitis, puede evolucionar a periodontitis, que ya conlleva destrucción de los tejidos de soporte del diente. Además, existen estudios que muestran evidencia de que la periodontitis incrementa el riesgo de resultados no deseados en el embarazo, como parto prematuro o bajo peso al nacer.

    Para que el tratamiento de ortodoncia en el embarazo transcurra sin contratiempos, es imprescindible tener en cuenta estos factores respecto a la salud bucal de la mujer durante la gestación.

 

  • Radiografías dentales y embarazo. Antes de iniciar un procedimiento de ortodoncia es necesario realizar radiografías de la boca e incluso el cráneo para poder hacer un diagnóstico preciso y elaborar el mejor plan de tratamiento.
    El problema es que, durante el embarazo, se deben evitar radiografías de control rutinario y solo se recomienda hacer aquellas de urgencia.

    El objetivo es minimizar cualquier posible riesgo. Sin embargo, si se tienen que realizar, hay que saber que en este tipo de radiografías la radiación es mínima y se toman precauciones adicionales para proteger al feto.

    Esta es la razón por la que se recomienda esperar al alumbramiento para empezar con la ortodoncia, cuando la mujer no cuenta con radiografías recientes.

    Por el contrario, no hay ningún problema si el embarazo se produce durante el tratamiento de ortodoncia. Las radiografías diagnósticas realizadas con anterioridad no afectan a la salud del feto.