📄 Solicita tu Diagnóstico Online Gratuito de manera muy sencilla>
4 pautas para disfrutar de las vacaciones con brackets sin pensar en tu tratamiento de ortodoncia
Qué opinas?

No eres ni la primera persona ni la última que piensa en esto, en cómo irse de vacaciones con los brackets sin que afecte a tu tratamiento de ortodoncia. Aunque pueda parecerte molesto y poco estético, piensa que se trata de algo temporal que te permitirá lucir una bonita sonrisa para el resto de tu vida. Un mal trago de 1, 2 o 3 años, merece la pena, ¿no crees? Así que tranquilo, porque irse de viaje o de vacaciones con los brackets no es para nada en absoluto el fin del mundo. ¡Tú puedes conseguirlo y vamos a contarte las claves para que lo hagas!

Si estás a punto de empezar las vacaciones, queremos que te diviertas y desconectes de verdad, y por eso te dejamos 4 consejos para que disfrutes de las vacaciones tanto como te mereces, sin pensar en absoluto en los brackets.

Pero recuerda, que sea cual sea tu plan de verano, no debes pasar por alto lo importante que es mantener la higiene dental, sobre todo en las vacaciones que es cuando más abusamos de refrescos y dulces (los todo incluido del hotel no son buena idea), por ello, debes de dedicarle un rato extra al cuidado de la boca.

¡No bajes la guardia ni en vacaciones!

4 consejos para disfrutar de las vacaciones con brackets

Y si no me crees, no te pierdas estas indicaciones que te permitirán mantener tu sonrisa sana y bonita para el tratamiento este verano:

No cortes los alimentos con los dientes. Esto no es bueno porque podrías romper un bracket y te complicaría las vacaciones. Lo mejor que puedes hacer, es utilizar siempre un cuchillo y un tenedor, para cortarlos en trozos más pequeños.
No comas alimentos duros. Alimentos como las almendras, el pan tostado o las semillas, aunque están ricos y es bueno su ingesta, es mejor que los evites sobre todo si tienes ortodoncia o vas a estar fuera unos días.
No ingieras alimentos pegajosos o azucarados. Evita en la mayor medida de lo posible chicles, caramelos o demás, podrías hacerte daño y no es un buen consejo si vas a estar fuera y lejos de tu clínica habitual.
Cuidado con los huesos de frutas y hortalizas. El hecho de morder un melocotón por ejemplo, te podría hacer bastante daño si no te das cuenta del hueso. Así que cuidado cuando comas fruta con hueso, porque podrías hacerte daño en un bracket y tener que acabar antes las vacaciones.