Tus retenedores: como cuidarlos
Qué opinas?

¿Cómo se cuidan los retenedores?

Los retenedores fijos a penas necesitan cuidados:

  • La única precaución que debes tener es, comprobar que no se despeguen del diente y mantener una correcta higiene teniendo cuidado de que no se acumule sarro entre los dientes.

El ortodoncista comprobará en cada revisión que este bien cementado o pegado y que no haya sarro acumulado, ya que la encía puede inflamarse dando lugar a la aparición de una gingivitis.

  • Tambien deberás tener cuidado al morder ciertos alimentos, por ejemplo un bocadillo.Tienes que tener cuidado al morder y con el “efecto palanca” al llevar el bocadillo hacia delante, ya que, en ese caso se puede despegar.
  • No te muerdas las uñas, este hábito puede dar lugar a un movimiento de los dientes y a que se despegue el retenedor lingual.Los retenedores removibles o férulas de Ortodoncia si que requieren una serie de cuidados que vamos a detallar a continuación:
    • Limpieza de las férulas: los retenedores removibles deben de lavarse cada vez que se retiran, al menos una vez al día, ya que están en continuo contacto con la saliva y sarro. Debido a este motivo pueden coger mal olor, de ahí la importancia de limpiarlos a diario. Normalmente se cepillan con un cepillo de dientes (que no sea el mismo con el que cepillas tus dientes), agua fría y jabón de manos neutro( no los limpies con pasta dental, ya que se vuelven blancos en lugar de trasparentes). Además, puedes usar como complemento de limpieza las pastillas para prótesis, que eliminarán las partículas que producen mal olor, así como las bacterias mas resistentes que queden en él.
    • Retíralo para comer: es importante que cuando comas lo retires, ya que el retenedor se puede convertir en un acumulo de bacterias, y perder sus propiedades estéticas de transparencia.
    • Guárdalos en una caja siempre que estén fuera de la boca. Este hecho puede parecer una tontería, pero es mas frecuente de lo que imagináis que se pierdan o se tiren a la basura por guardarlos en una servilleta.
      Si sigues todos estos cuidados , no tendrás ningún problema y tus dientes permanecerán en la misma posición final para toda la vida.